Salud capacitó a equipos de salud para mejorar la detección de enfermedades poco frecuentes

Fue desarrollada por el Programa Nacional de Enfermedades Poco Frecuentes y Anomalías Congénitas del Ministerio de Salud de la Nación en conjunto con la Dirección de Maternidad e Infancia provincial.

Más de 70 profesionales de Catamarca se capacitaron en el marco de una acción conjunta desarrollada por el Programa Nacional de Enfermedades Poco Frecuentes y Anomalías Congénitas del Ministerio de Salud de la Nación y la Dirección de Maternidad e Infancia de la provincia.

La formación, destinada a abordar la problemática de las enfermedades poco frecuentes (EPF), se desarrolló en el Auditorio de la Maternidad 25 de Mayo de la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca.

Los participantes –en su mayoría de disciplinas como medicina, fonoaudiología, trabajo social, promoción de salud, kinesiología, entre otras- se acercaron a la capacitación desde distintos puntos de la provincia de Catamarca.

La capacitación estuvo dirigida especialmente a equipos de salud que se encuentran en la atención primaria, ya que constituyen un eslabón fundamental  en el sistema de salud a la hora de sospechar una EPF. El diagnóstico temprano y una derivación oportuna permiten mejorar los recorridos de estos pacientes con estas patologías.

Si bien los pacientes por cada EPF son pocos, cuando se suma la totalidad de los afectados se calcula que 3 millones de argentinos padecen 1 de las 6000 enfermedades descriptas. El 75% son de inicio en la edad pediátrica y la mayoría de las veces se presentan con síntomas comunes. Sin embargo, dado su baja prevalencia, el índice de sospecha sigue siendo bajo con diagnósticos tardíos.

Durante el encuentro se trabajaron temáticas que hicieron eje en las Enfermedades Poco Frecuentes como nuevo concepto de salud, el acceso a la información, cómo y cuándo derivar a la consulta con genética clínica así como también se abordó la importancia de las anomalías congénitas.

Este tipo de espacios de formación y discusión pretenden mejorar la calidad de atención en salud de las personas que presentan una EPF y desarrollar elementos de sospecha que permitan conducir al diagnóstico precoz.

Arriba