Cómo almacenar el agua segura

Tenés que guardar y transportar el agua segura, en recipientes limpios y cerrados con tapa. Es importante que te laves bien las manos antes de transportar y almacenar agua.

Tenés que elegir muy bien el recipiente donde vas a almacenarla y lograr que todos los que la usan lo hagan de manera que el agua siga siendo segura. Para eso te recomendamos que:

  • Guardes en bidones limpios y con tapa, preferentemente de plástico, que tengan un pico o boca que permita sacar el agua sin meter recipientes o vasijas que la puedan contaminar.
  • Los depósitos de almacenamiento deben estar en lugares donde el agua no pueda ser alterada, lejos del contacto del suelo y fuera del alcance de animales.
  • Al vaciarse totalmente, desinfectá los depósitos con lavandina y luego enjuagalos con agua potable antes de llenarlos otra vez.
  • Limpiá el recipiente y cambiá el agua regularmente.