Cómo tratar el agua no segura

Además del agua potable suministrada por la red (agua corriente), podés convertir r en agua segura aquella que proviene de otras fuentes (pozo, aljibe, cisterna, arroyo, etc.). En ese caso, como la contaminación del agua no siempre se nota a simple vista o por el sabor, tenés que tomar medidas para eliminar los gérmenes que pueden producir enfermedades:

Opción A:

Colocá 2 gotas de lavandina por cada litro de agua, y dejala reposar 30 minutos antes de consumirla.
Cuadro de equivalencias para desinfección del agua con lavandina.

 

Opción B:

Otra forma de tratar el agua para que sea segura para el consumo es hervirla hasta que salgan burbujas durante 3 minutos, y esperar a que se enfríe para consumirla.

De esta manera se lográs desinfectar el agua de cualquier bacteria nociva, por ejemplo la que contagia el cólera

Si el agua está muy sucia, antes de potabilizarla flitrala a través de una tela limpia, para retirarle las impurezas visibles.

ACLARACIÓN: Estas medidas generales te permiten eliminar los gérmenes que pueden estar presentes en el agua, pero no otro tipo de contaminantes como las sustancias químicas. En caso de sospecha, te recomendamos consultar con las autoridades de tu localidad sobre la seguridad del agua para consumo.