Lavado de manos

El correcto lavado de manos es la forma más eficaz para prevenir enfermedades como las diarreas, la gripe, el síndrome urémico hemolítico y otras.

El paso a paso:

– Luego de mojar las manos con agua de red o potabilizada, enjabonalas (cualquier jabón sirve para eliminar los gérmenes).

– Frotalas muy bien durante 20 segundos, incluidas las muñecas, y enjuagalas con abundante agua.

– Secate con una toalla limpia, papel descartable o agitando las manos.

¿Cuándo tenés que lavarte las manos?

  • Después de ir al baño o de cambiarle los pañales al bebé.
  • Antes de comer y después de manipular basura o desperdicios.
  • Antes y después de manipular alimentos y de amamantar.
  • Luego de haber tocado dinero, llaves, pasamanos, animales, etc.
  • Al regresar de la calle, el trabajo o la escuela.

¡Enseñá a tus hijos a lavarse bien las manos!