Volver al Home
Institucional
Campamentos Sanitarios
Apuntes
Comunicación
Glucemia  
Hemoglobina  
Indice de Masa Corporal  
Presión Arterial  
Colesterol  
 
 
Glucemia

¿Por qué controlar la glucemia?

La diabetes es un trastorno que aumenta los niveles de glucosa en sangre.
El cuerpo transforma diferentes hidratos de carbono en glucosa. Son fuente de hidratos de carbono no sólo el azúcar, sino también las harinas y las grasas.

La glucemia se mide a través de un simple análisis de sangre. El valor alto de glucosa en sangre (más de 110mg/dl) se llama hiperglucemia. Sus síntomas son aumento de la sed, orinar frecuente y por la noche, piel seca, insomnio, desgano, mala cicatrización, desmayos.

El valor bajo de glucosa en la sangre (menos de 70 mg/dl) se llama hipoglucemia. Sus síntomas son temblores, sudor frío, ansiedad, nerviosismo, visión borrosa, dificultad para hablar, dolor de cabeza, latidos rápidos del corazón, flojedad en las rodillas y desmayos.

Existen dos tipos de diabetes (Tipo I y II) que originan tratamientos médicos diferenciados.
Todos debemos controlar nuestra glucemia, especialmente aquellos con antecedentes familiares de diabetes, personas obesas o con sobrepeso, mujeres que hayan tenido hijos de más de 4 kilos al nacer, o individuos sedentarios con hipertensión arterial o antecedentes cardiovasculares.

Tengamos en cuenta que la diabetes puede comprometer el funcionamiento de órganos tales como el corazón, riñones, ojos y miembros inferiores. Todas estas posibles complicaciones se pueden prevenir con el adecuado control y la consulta médica periódicos.

 

 

 

 
 
© Copyright 2009 - Ministerio de Salud de la Nación - Todos los derechos reservados - Av. 9 de Julio 1925 (Ala Moreno) - C1073ABA
Buenos Aires, República Argentina - cuidarseensalud@msal.gov.ar