Campaña "Argentina 2014 Libre de Grasas Trans"

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Antecedentes

En mayo de 2004, durante la 57ª Asamblea Mundial de la Salud, la OMS recomendó -en el marco de la "Estrategia Mundial sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud"- eliminar las grasas trans de los alimentos procesados destinados al consumo humano. De esta manera, reconociendo el alto impacto que suponen las enfermedades crónicas, y en el marco de la estrategia regional y el plan de acción para un enfoque integrado sobre la prevención y el control de las enfermedades crónicas no transmisibles, la OPS/OMS ha decidido implementar medidas tendientes a la eliminación paulatina de las grasas trans. Ello a fin de mejorar la alimentación y fomentar un estilo de vida saludable en las Américas. En el año 2007, por medio de la Unidad de Enfermedades No Transmisibles, la OPS convocó a la formación de un Grupo de Trabajo llamado "Las Américas Libres de Grasas Trans" (TFFA, por sus siglas en inglés). Entre las tareas encomendadas al grupo, se solicitó evaluar el impacto de las grasas trans sobre la nutrición y la salud, y debatir los procedimientos prácticos para eliminarlos paulatinamente de los alimentos. Para ello, resultó necesario considerar las medidas regulatorias, las acciones voluntarias y la factibilidad de recomendar grasas alternativas menos perjudiciales. Los integrantes del TFFA de los diferentes países -entre ellos la Argentina-, se han comprometido a promover una diversidad de acciones tendientes a eliminar las grasas trans de producción industrial. Con esa finalidad, y durante los últimos dos años, en nuestro país se trabajó en un acuerdo con la industria de alimentos para reducir el contenido de grasas trans en sus productos, y en la elaboración de un proyecto de modificación del Código Alimentario Argentino.

 

Misión, Visión y Objetivos

Misión: Desde el Estado, se pretende actuar como facilitadores de información y promoción de actividades tendientes a la reducción de las grasas trans en el período comprendido entre los años 2010 - 2014.

Visión: Contribuir a mejorar la calidad de vida de los argentinos mediante la reducción de las grasas trans.

Objetivos Generales
- Informar e incentivar a las empresas productoras a reducir la utilización de grasas trans en la elaboración de los alimentos. - Informar al consumidor qué son las grasas trans, sus efectos perjudiciales para la salud y la necesidad de disminuir su consumo.

 

 

Destinatarios

La campaña se encuentra dirigida a dos poblaciones en particular: la industria de alimentos y el consumidor medio. Para cada uno de ellos se plantearon objetivos específicos y resultados que se esperan de las acciones a realizar.  

Industria de alimentos Objetivos específicos:
- Dar a conocer la nueva reglamentación sobre grasas trans (artículo N° 155 tris del Código Alimentario Argentino). - Difundir los contenidos de la "Guía de Recomendaciones para la Pequeña y Mediana Industria", que describe las diferentes alternativas de sustitución de grasas trans para los elaboradores de alimentos. - Utilizar los canales de comunicación disponibles en el sector privado y público para difundir la reglamentación sobre grasas trans, y atender a las posibles consultas que se generen por parte de las empresas de alimentos.

Resultados esperados: Lograr que todas las empresas de alimentos se informen sobre lo establecido en el Código Alimentario Argentino referente a grasas trans, y que realicen las modificaciones tecnológicas necesarias para adecuarse a la nueva reglamentación.

 

 

Marco Normativo
CÓDIGO ALIMENTARIO ARGENTINO

Capítulo III- Artículo 155 tris: "El contenido de ácidos grasos trans de producción industrial en los alimentos no debe ser mayor a: 2% del total de grasas en aceites vegetales y margarinas destinadas al consumo directo y a 5% del total de grasas en el resto de los alimentos. Estos límites no se aplican a las grasas provenientes de rumiantes, incluyendo la grasa láctea".

Este artículo fue incorporado por la Resolución Conjunta 137/10 y 941/10 de la Secretaría de Políticas, Regulación e Institutos y la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, con fecha 3 de diciembre de 2010. Para facilitar y efectivizar el cambio tecnológico en las industrias de alimentos, la norma prevé un plazo de adecuación a partir de su publicación en el Boletín Oficial. 

 

 

Materiales e información de interés

¿Qué son las Grasas Trans y dónde se encuentran? Los ácidos grasos trans de producción industrial, conocidos generalmente como "grasas trans", han sido definidos por la Comisión Mixta FAO/OMS del Codex Alimentarius como "ácidos grasos insaturados que contienen uno o varios enlaces dobles aislados (no conjugados) en una configuración trans". Se forman durante la hidrogenación parcial de aceites vegetales líquidos para formar grasas semisólidas que se emplean en margarinas, aceites para cocinar y muchos alimentos procesados como por ejemplo: algunos productos de panificación (como hojaldres), amasados de pastelería, copetín, galletitas, alfajores y productos con baño de cobertura, entre otros. Las grasas trans también se generan "naturalmente" en pequeñas cantidades por la acción de microorganismos presentes en el estómago de los rumiantes (por ejemplo, ganado bovino, ovino y caprino). Sin embargo, esta forma de grasas trans supone un mínimo aporte (<0,5% del total de energía) de la cantidad total de grasas trans consumidas, y no tienen los efectos perjudiciales como las de origen industrial. Las grasas trans resultan atractivas para la industria de alimentos debido a su tiempo de conservación prolongado, su mayor estabilidad durante la fritura y su mayor solidez y maleabilidad para el uso en productos y dulces de repostería.

Efectos de las grasas trans en el organismo Si bien ofrecen ventajas a la industria de los alimentos, las grasas trans tienen efectos adversos para la salud humana: aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares, de muerte súbita de origen cardíaco y de diabetes mellitus. Esto se debe a que provocan un incremento en sangre del colesterol LDL (el llamado "colesterol malo"). Su exceso tiende a adherirse y engrosar las paredes de las arterias y venas de todo el organismo, incluyendo corazón y cerebro. A la vez, esto conlleva a la disminución del colesterol HDL (conocido como "colesterol bueno"), lo que provoca una disminución en la capacidad para regular, eliminar y reciclar el colesterol. Estudios científicos de la Organización Mundial de la Salud han revelado que la ingesta diaria de 5 gramos de grasas trans es suficiente para aumentar en un 25% el riesgo de enfermedades cardiovasculares. La hipertensión arterial, el colesterol elevado, junto con otros factores de riesgo determinan que en Argentina las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares representen el 32% de las causas de muerte.

•    Póster de la Campaña.
•    Guía de Recomendaciones para la Pequeña y Mediana industria.
•    Grupo de Trabajo de la OPS/OMS: Las Américas Libres de Grasas Trans.
•    Declaración de Río de Janeiro: Las Américas Libres de Grasas Trans.
•    Aceites Saludables y la Eliminación de Ácidos Grasos Trans de Origen Industrial.