Mortalidad

Las enfermedades no transmisibles (ENT) son, en la actualidad, la principal causa de defunción a nivel mundial. El cáncer es la segunda causa de mortalidad general y fue responsable de 8,2 millones de muertes en el mundo en 2012; dos terceras partes de las cuales ocurrieron en países de ingresos bajos y medios1.
Según estimaciones de la IARC para el año 2012, nuestro país se ubicó entre los países con mortalidad por cáncer media-alta, presentando una tasa ajustada por edad (TAE) de 115 defunciones /100.000 habitantes (en ambos sexos), cifra que la posiciona en el tercer lugar entre los países del continente americano (Figura 2).

Figura 2: Estimas de mortalidad por cáncer en ambos sexos en el mundo, 2012.
Todos los cánceres, excluyendo piel no melanoma. Tasas ajustadas por edad según población mundial por 100.000 habitantes.

En 2016, la mortalidad por cáncer registrada en Argentina fue de 137,0 y 98,6 defunciones por cada 100.000 varones y mujeres respectivamente (tasas estandarizadas por población mundial estándar). Con algo más de 62.000 fallecimientos representaron el 18% del total de las defunciones, precedidas por las enfermedades cardiovasculares (29%) y las respiratorias (19%). Esta enfermedad, junto a las enfermedades cardiovasculares, las respiratorias crónicas y la diabetes, integra el grupo de las ENT más relevantes; las cuales concentraron el 52% de todas las defunciones registradas en 2016.

Si a estas defunciones sumamos las correspondientes a otros tumores (en el que se encuentran incluidos los tumores de comportamiento incierto del Sistema Nervioso Central –SNC-), la importancia relativa en cada región geográfica es variable. En la región Sur, concentraron el 24,3% de las defunciones – ubicándose en el primer lugar de importancia en relación al total. En Cuyo (19,2%) y NEA (17,6%), se registra en segundo lugar; y en las regiones Centro y NOA, en tercer lugar de importancia con 18,8% y 15,3% del total de las defunciones registradas en las mismas (Tabla II).

Tabla II: Importancia relativa de las defunciones registradas en el país y sus regiones geográficas agrupadas en grandes capítulos de mortalidad. Argentina, 2016

La tendencia en la mortalidad por cáncer en Argentina fue predominantemente descendente desde el año 1980. En varones se pueden describir dos periodos, el último 1997-2016, en el que se registra un descenso en forma estadísticamente significativa a un ritmo anual de -1.2%. En las mujeres la tendencia también se mostró descendente, aunque con diferentes ritmos en sucesivos periodos e incluso, como se pueden observar en el Gráfico 3, dos periodos 1987-1996 y 2011-2016, en que tiende a aumentar levemente.

Gráfico 3: Tendencias en la mortalidad global por cáncer en varones y mujeres. Todas las topografías. Tasas estandarizadas por edad por 100.000 habitantes. Argentina, 1980-2016

 

Al analizar la mortalidad global por cáncer al interior del país en 2016, se observa que La Pampa registró la mayor tasa ajustada en varones (151,7 p/100000), en tanto que Tierra del Fuego registró la tasa más elevada en mujeres (112,2 p/100000). En el extremo opuesto, Catamarca presentó los valores más bajos de mortalidad por cáncer en ambos sexos (63,0 p/100000 varones y 64,4 p/100000 mujeres).

Gráfico 4: Mortalidad por cáncer en varones y mujeres – todos los sitios – según jurisdicciones. Tasas ajustadas por edad por 100.000 habitantes. Argentina y sus jurisdicciones, 2016

 

En el año 2016 se registraron en Argentina 62.246 defunciones por cáncer, 52% de las cuales se produjeron en varones (32.274) y 48 % en mujeres (29.947). Tabla III

Tabla III: Distribución absoluta y relativa de la mortalidad por cáncer en varones y mujeres según principales topografías. Argentina, 2016

El cáncer de pulmón determinó el mayor número de defunciones por tumores malignos en el año 2016 (9484), concentrando el 15% del total de las defunciones por cáncer (Tabla III) y el 20% de las muertes por esta causa en varones. El cáncer colorrectal se ubicó en el segundo lugar de frecuencia, con el 12% del total de defunciones (7596).

En mujeres, el cáncer de mama (5900 defunciones), representó el 20% del total de las defunciones por cáncer – ubicándose, por su frecuencia, en tercer lugar de importancia en ambos sexos (Tabla III). Le siguen el cáncer de páncreas (4191) y próstata (3834), los que representan aproximadamente el 6% de las más de 60.000 defunciones registradas por esta causa (Tabla III).

En el Gráfico 5 se presentan las tasas ajustadas por edad según población mundial estándar en varones y mujeres para las localizaciones topográficas que concentran aproximadamente el 80% de la mortalidad por tumores malignos en Argentina en 2016.

Gráfico 5: Mortalidad por cáncer en varones y mujeres según principales localizaciones tumorales. Tasas ajustadas por edad por 100000 habitantes. Argentina, 2016

El cáncer de pulmón determina la mayor mortalidad por cáncer en varones (TAE /100.000 varones: 24,4), seguido por el cáncer colorrectal (TAE /100.000 varones: 15,0), próstata (TAE /100.000 varones: 12,4), páncreas (TAE /100.000 varones: 7,4) y estómago (TAE /100.000 varones: 7,1). Gráfico 5

En las mujeres, el cáncer de mama es el de mayor impacto (TAE /100.000 mujeres: 17,8), seguido por el cáncer de pulmón (TAE /100.000 mujeres: 9,5), el colorrectal (TAE /100.000 mujeres: 9,2) y el cervicouterino (TAE /100.000 mujeres: 7,5), en cuarto lugar de importancia (Gráfico 5).


Mortalidad por cáncer de pulmón

En Argentina la mortalidad por cáncer de pulmón en varones ha disminuido en forma sostenida desde el año 1980. Este descenso fue estadísticamente significativo hasta 2011. En el último periodo, 2014-2016, esta disminución es menos marcada aunque continúa el descenso a un ritmo de -1.6% anual (Gráfico 6).

En las mujeres el comportamiento de la mortalidad por cáncer de pulmón se registra en ascenso desde 1980. Luego de dos periodos, 1980-2007 y 2007-2013, en los que el porcentaje estimado de cambio anual (PECA) han sido estadísticamente significativos (1.6% y 3.3%, respectivamente); el ritmo disminuye y el ascenso continúa con un aumento promedio anual del 1.6% (Gráfico 6).

Como se observa en el Gráfico 6, la brecha entre varones y mujeres disminuyó de 38 puntos de diferencia en 1980 (42,9 defunciones /100.000 varones Vs 5,2 defunciones /100.000 mujeres) a 15 puntos de diferencia en 2016 (24,4 /100.000 varones Vs 9,5 /100.000 mujeres).

Gráfico 6: Tendencias en la mortalidad por cáncer de pulmón en varones y mujeres. Tasas ajustadas por edad por 100.000 habitantes. Argentina, 1980-2016

En la Figura 3 se observan algunas jurisdicciones que se reiteran en el quintil más elevado de mortalidad por cáncer de pulmón en varones y mujeres (CABA y La Pampa). Sin embargo, Santa Fe y Corrientes integran este quintil en varones (28,3-40,4 /100.000 varones) y Tierra del Fuego y Chubut se encuentran en el de las mujeres (12,7-21,0 /100.000 mujeres). En el extremo opuesto, las provincias del NOA integran los quintiles más bajos de mortalidad por este cáncer en 2016.
La Pampa registró la mortalidad por cáncer de pulmón más elevada en varones en 2016 (TAE /100.000 varones: 40,4), seguida por Entre Ríos (TAE /100.000 varones: 30,5); mientras que las tasas más bajas fueron registradas en Jujuy (7,6 /100.000 varones:) y Catamarca (9,2 /100.000 varones). Gráfico 7
En mujeres, la tasa más baja fue registrada en Catamarca (1,1 /100.000 mujeres) y la más elevada en Tierra del Fuego (21,0 /100.000 mujeres), seguida por Chubut (18 /100.000 mujeres). Gráfico 7

Figura 3: Mortalidad por cáncer de pulmón en varones y mujeres según jurisdicciones. Tasas ajustadas por edad por 100.000 habitantes agrupadas en quintiles de mortalidad. Argentina, 2016
Varones
 

Mujeres

Gráfico 7: Mortalidad por cáncer de pulmón en varones y mujeres según jurisdicciones. Tasas ajustadas por edad por 100.000 habitantes. Argentina, 2016
Varones
 

Mujeres


Mortalidad por cáncer colorrectal

La mortalidad por cáncer colorrectal en los varones registró un comportamiento estable desde 1980 hasta 2011, periodo luego del cual comienza a ascender 0,5% anualmente, hasta el año 2016. En las mujeres, si bien la mortalidad por esta causa descendió en forma estadísticamente significativa en la mayor parte del periodo (1980-2011); a partir de este año y hasta 2016, la tendencia se revirtió y comienza a ascender con un incremento del 2,5% anual.

Gráfico 8: Tendencias en la mortalidad por cáncer colorrectal en varones y mujeres. Tasas ajustadas por edad por 100.000 habitantes. Argentina, 1980-2016

El patrón de mortalidad por cáncer colorrectal en varones y mujeres fue similar en 2016, con valores en las tasas ajustadas por edad más bajos en la región NOA y valores altos en provincias del Sur y Centro (Figura 4). La Pampa y Santa Cruz se reiteran en el quintil más elevado de mortalidad por este cáncer en ambos sexos (17,19-20,35 /100.000 varones y 10,97-15,92 /100.000 mujeres). Mientras que en varones se integran al quintil Santa Fe y Tierra del Fuego; y Corrientes y Chubut se integran al de las mujeres (Figura 4).

Tierra del Fuego registró la mortalidad por cáncer colorrectal más elevada en varones en 2016 (TAE /100.000 varones: 29,4), seguida por La Pampa (TAE /100.000 varones: 21,5) y Santa Cruz (TAE /100.000 varones: 19,0); mientras que las tasas más bajas fueron registradas en La Rioja (4,2 /100.000 varones:) y Catamarca (4,7 /100.000 varones). Gráfico 9

En mujeres, las tasas más bajas fueron registradas en Catamarca (4,0 /100.000 mujeres) y Jujuy (5,6 /100.000 mujeres) – ambas se reiteran en el quintil más bajo de mortalidad por esta causa. En el otro extremo, la mortalidad más elevada se registró en La Pampa (15,9 /100.000 mujeres), seguida por Santa Cruz (14,4 /100.000 mujeres) y Chubut (13,3 /100.000 mujeres). Gráfico 9

Figura 4: Mortalidad por cáncer colorrectal en varones y mujeres según jurisdicciones. Tasas ajustadas por edad por 100.000 habitantes agrupadas en quintiles de mortalidad. Argentina, 2016
Varones
 

Mujeres

 

Gráfico 9: Mortalidad por cáncer colorrectal en varones y mujeres según jurisdicciones. Tasas ajustadas por edad por 100.000 habitantes. Argentina, 2016
Varones
 

Mujeres


Mortalidad por cáncer de mama en mujeres

La mortalidad por cáncer de mama en Argentina ha disminuido de manera sostenida y estadísticamente significativa desde 1996, a un ritmo de -0,9% anual durante el periodo 1996-2013 y luego -2,1% anual entre 2013 y 2016 (Gráfico 13).

Gráfico 13: Tendencias de mortalidad específica por cáncer de mama en mujeres. Tasas estandarizadas por edad según población mundial por 100.000 habitantes. Argentina, 1980-2016

Las provincias que integran el quintil más elevado de mortalidad por cáncer de mama en 2016 fueron Corrientes, Mendoza, Misiones y Neuquén (TAE x 100.000 mujeres: 18,87-20,97). En el quintil más bajo de mortalidad por este cáncer (TAE x 100.000 mujeres: 10,79-14,42), se encuentran Jujuy, La Rioja, Santiago del Estero, Santa Cruz y Tierra del Fuego (Figura 5).

A nivel jurisdiccional, la tasa ajustada más elevada se registró en San Luis (21,0 p/100.000 mujeres), seguida por Mendoza (20,1 p/100.000 mujeres), lo cual marca una diferencia de 10 puntos con la tasa registrada en Santiago del Estero (10,8 p/100000). Gráfico 10

Figura 5 y Gráfico 10: Mortalidad por cáncer de mama en mujeres según jurisdicciones. Tasas ajustadas por edad por 100.000 habitantes y tasas agrupadas en quintiles de mortalidad. Argentina, 2016


Mortalidad por cáncer cervicouterino

La mortalidad por cáncer cervicouterino en la Argentina disminuyó a lo largo del periodo 1980-2016 a una velocidad de -0,2% anual, hasta el año 2013, a partir del cual la velocidad en la reducción de la mortalidad por este cáncer aumenta anualmente a -1.2% (Gráfico 11).

Gráfico 11: Tendencias de mortalidad específica por cáncer cervicouterino. Tasas estandarizadas por edad según población mundial por 100.000 habitantes. Argentina, 1980-2016

La mortalidad por cáncer cervicouterino correspondiente a Argentina en 2016 correspondió a 7,5 defunciones por 100.000 mujeres (Gráfico 12), habiéndose registrado la mayor tasa ajustada en la provincia de Misiones (14,7 p/100.000 mujeres) y la menor en La Pampa (3,0 p/100.000 mujeres).

Las provincias del NEA y Salta de NOA junto a Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut y San Juan, integran los quintiles de mortalidad por cáncer cervicouterino más elevados (TAE x 100.000 mujeres: 11,23-14,71 y 7,32-11,22). En el otro extremo, CABA, Mendoza, La Pampa, San Luis y La rioja – integran el quintil más bajo de mortalidad por este cáncer (Figura 6).

La tasa más elevada se registró en Misiones (14,7 p/100.000 mujeres), seguida por Chaco y Formosa (13,5 y 13,0 p/100.000 mujeres, respectivamente). La pampa y La Rioja registraron la mortalidad por cáncer cervicouterino en 2016 (Gráfico 12).

Figura 6 y Gráfico 12: Mortalidad por cáncer cervicouterino en mujeres según jurisdicciones. Tasas ajustadas por edad por 100.000 habitantes y tasas agrupadas en quintiles de mortalidad. Argentina, 2016


Mortalidad por cáncer de próstata

La mortalidad por cáncer de próstata en la Argentina mostró una tendencia descendente en forma estadísticamente significativa en el último periodo 2008-2016 de la serie temporal analizada, con un porcentaje estimado de cambio anual de -4.1% (Gráfico 13). Sin embargo, el aumento fue significativo desde 1984 hasta 1998 (2,5%) para luego continuar aumentando 0,2% anualmente hasta 2008.

Gráfico 13: Tendencia de mortalidad específica por cáncer de próstata. Tasas estandarizadas por edad según población mundial por 100.000 habitantes. Argentina, 1980-2016

En 2016, Misiones, Corrientes, San Luis y Tierra del Fuego integran el quintil más elevado de mortalidad por cáncer de próstata (TAE x 100.000 varones: 14,85-17,93), mientras en el quintil más bajo ((TAE x 100.000 varones: 7,33-9,21) se encuentran: Santiago del estero, Catamarca, La Rioja, Chubut y Santa Cruz (Figura 7).

Con tasas ajustadas por edad de prácticamente 18 defunciones por cada 100.000 varones, San Luis y Tierra del Fuego registraron la mortalidad más elevada por cáncer de próstata en Argentina durante el año 2016 (Gráfico 14). Con una diferencia de 10 puntos, Catamarca fue la provincia con menor mortalidad por este cáncer (7,3 p/100.000 varones).

Figura 7 y Gráfico 14: Mortalidad por cáncer de próstata en hombres según jurisdicciones. Tasas ajustadas por edad por 100.000 habitantes y tasas agrupadas en quintiles de mortalidad. Argentina, 2016