Programa de Control de Cáncer de Mama

El cáncer de mama es un problema importante para la salud de las mujeres argentinas, ya que es la primera causa de muerte por tumores en mujeres. Anualmente, se producen 5600 muertes por esta enfermedad y se estima que se producirán más de 19.000 nuevos casos por año, lo cual representa el 16,8% del total de incidencia de cáncer en Argentina.
El Programa Nacional de Cáncer de Mama (PNCM) se propone reducir la morbilidad y la mortalidad relacionadas con esta enfermedad, con la misión de promover y asegurar la calidad y equidad del cuidado de las mujeres a riesgo, con sospecha o confirmación de cáncer de mama.

La visión del Programa es que en nuestro país se garantice a las mujeres un acceso equitativo al cuidado continuo, integral, adecuado y oportuno del cáncer de mama. Es decir, que implique el espectro de intervenciones que van desde la prevención primaria hasta los cuidados paliativos, basándose en la evidencia científica y en estándares de calidad aceptados.

Los objetivos del Programa son:

  • Asegurar la calidad de los servicios de detección temprana, diagnóstico y tratamiento.
  • Establecer un sistema de información estratégica que incluya la vigilancia epidemiológica, el monitoreo y evaluación de la calidad y del impacto del programa.
  • Establecer sistemas eficientes de referencia y contra-referencia que aseguren el correcto y oportuno diagnóstico y tratamiento de las mujeres con cáncer de mama detectadas.
  • Fortalecer el trabajo de los registros regionales de cáncer, implantando las medidas necesarias para conseguir la adecuada validez y exhaustividad de los datos obtenidos.
  • Lograr una cobertura de tamizaje que supere el 70% de la población objetivo.

Líneas de Acción

El Programa Nacional de Cáncer de Mama (PNCM) ha desarrollado actividades sobre los ejes de acción definidos a partir del diagnóstico de situación (link a diagnostico) realizado en 2010.
Los ejes son: control de calidad, cobertura y monitoreo.

Control de calidad

El control de calidad implica que los procedimientos de detección, diagnóstico y tratamiento que requieran las mujeres a riesgo, sospecha de cáncer o con cáncer confirmado, tengan la calidad necesaria para asegurar los mejores resultados. Siguiendo este eje, el Programa realiza distintas acciones:

Formación de recursos humanos:

  • Becas de capacitación en centros de referencia para cirujanos y imagenólogos mamarios.
  • Talleres de sensibilización en calidad en mamografía (para médicos y técnicos)
  • Talleres de sensibilización en Evaluación Clínica Mamaria (para médicos APS, ginecólogos, agentes sanitarios)
  • Capacitación de técnicos en servicio.
  • Calidad de procesos
  • Evaluación de centros en el marco del plan de control de calidad de mamografía.
  • Talleres de calidad en anatomía patológica.

Estandarización de tratamientos

Desarrollo de manuales y guías de salud: Manuales operativos de mamografía, de evaluación clínica mamaria, para atención primaria y sobre anatomía patológica.

Cobertura

La cobertura es  la capacidad que tiene un programa para llegar a la gente que lo necesita. La mayor parte de la población sabe que tiene que cuidar su salud, pero no todos tienen las mismas oportunidades de hacerlo. En este sentido, el programa debe trabajar en pos de eliminar las barreras que impiden el acceso a la cobertura como la falta de información, la falta de tiempo, la sobrecarga por trabajo, hijos, familiares a cargo, la falta de dinero para llegar al hospital y las diversas complicaciones para acceder a las prestaciones del servicio de salud.

Con este objetivo, el Programa desarrolla diferentes estrategias de comunicación y sensibilización sobre el cáncer de mama destinadas a informar a la población y fortalecer a las mujeres con respecto al cuidado de su salud.

Además, el Programa lleva adelante el proyecto de navegación de pacientes para conseguir que aquellas mujeres que tienen dificultades para acceder a los servicios médicos tengan acceso al cuidado de su salud.

Monitoreo

El tercer eje al que apunta el Programa es  la implementación de un sistema de monitoreo que brinde datos sobre el desempeño del programa con datos como: cuántas mamografías se han realizado, a cuántas mujeres, a qué edad y cuántos cánceres se han diagnosticado. Esta información resulta indispensable para lograr calidad en los estudios de mamografía.  De esta forma, el Programa ha implementado el módulo de cáncer de mama del sistema informático de monitoreo SITAM


Alberto Mobrici

Médico (UBA) con postgrado en tocoginecología, medicina legal, administración hospitalaria y sistemas de salud. Profesor titular en la Universidad Católica de La Plata. Fue coordinador de PROGEMA (Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires)