Campaña de sensibilización para fomentar la detección temprana del cáncer de mama

Con motivo de la conmemoración del “Día Mundial de Lucha contra el Cáncer”, el 4 de febrero, Presidencia de la Nación, Ministerio de Salud y el Instituto Nacional del Cáncer (INC) se suman a la campaña promovida por la Unión Internacional para el Control del Cáncer (UICC) que tiene por objetivo concientizar a la población sobre el cáncer y fomentar espacios de participación que tiendan a fortalecer a las personas respecto de las formas de prevención, tratamiento y control del cáncer.

Durante este día, organismos e instituciones de todo el mundo que trabajan en relación a la salud y al cáncer, eligen qué acciones desarrollan y sobre qué temas relativos al cáncer prefieren trabajar, teniendo en cuento el contexto local de cada país. En el caso de Argentina, los organismos nacionales resolvieron focalizar estas acciones en la sensibilización del cáncer de mama a través de una campaña de televisión y radio que comunica los beneficios de la detección temprana y la visita al médico de forma periódica. La decisión de hacer foco en este tipo de cáncer se debe a que es el que representa la mayor incidencia en el país para ambos sexos (con más de 19.000 casos nuevos por año), y además es el de mayor mortalidad en mujeres (5600 mujeres por año).

A su vez, la campaña está acompañada de acciones en redes sociales de los tres organismos en las que se ofrece información sobre el tema y con las que se apunta a dar un enfoque solidario y proactivo del control del cáncer. En los materiales se da relevancia a la importancia del apoyo mutuo para prevenir la enfermedad y lograr un recorrido fructífero a través del proceso de atención oncológica.

El Día Mundial de Lucha contra el Cáncer es una fecha propuesta por la UICC para sensibilizar a la población sobre el cáncer. Este año, el lema propuesto es “Nosotros podemos, yo puedo”.

En la actualidad 8,2 millones de personas en todo el mundo mueren de cáncer, cifra que incluye 4 millones de muertes prematuras (personas en edades comprendidas entre los 30 y 69 años). En nuestro país mueren más de 60 mil personas cada año a causa de esta enfermedad y los tumores malignos constituyen la principal causa de muerte entre los 40 y los 64 años. Muchas de estas muertes se pueden evitar previniendo la enfermedad (como por ejemplo en el caso del cáncer cervicouterino o el colorrectal), o detectándola tempranamente (como por ejemplo en el cáncer de mama), lo que mejora las posibilidades de tratamiento y curación, en muchos casos. También, con el acceso a tratamientos oportunos y adecuados, muchas veces se puede enlentecer notablemente la progresión de la enfermedad y en algunos casos (como sucede con algunas leucemias), inclusive, cronificarla. Por otra parte, se promueve garantizar los cuidados paliativos para mejorar la calidad de vida del paciente y sus familiares durante toda la transición de la enfermedad, sea ésta curable o no.

Desde el año 2010 el INC, como organismo dependiente de Salud, desarrolla políticas a nivel nacional para mejorar la prevención temprana y la detección de los cánceres más prevalentes en nuestro país, como lo son el cervicouterino, el de mama, el colorrectal, el de niños y adolescentes y la promoción de los cuidados paliativos. También fomenta la investigación científica y la capacitación de profesionales de la atención primaria de la salud y del ámbito oncológico para mejorar día a día los tratamientos y la atención para las personas con cáncer y sus familiares en todas las etapas de la enfermedad.

muestras-01-700

muestras-03-700

muestras-05-700