Plan de Acción Regional para la Prevención y Control del Cáncer Cervicouterino 2018-2030

Los días 23 y 24 de octubre, en la ciudad de Río de Janeiro, Brasil, la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud (Oficina regional para las Américas) realizaron la “Reunión de expertos de la América del Sur, América Central y del Caribe para implementar el Plan de Acción Regional para la Prevención y el Control del Cáncer Cervicouterino 2018-2030”.

El Instituto Nacional del Cáncer (INC) estuvo presente con la participación de la Dra. Julia Ismael, directora del INC, y la Dra. Silvina Arrossi, coordinadora científica del Programa Nacional de Prevención de Cáncer Cervicouterino (PNPCC). Durante el encuentro se debatió la elaboración de acciones conjuntas para implementar el Plan de Acción sobre la Prevención y el Control del Cáncer cervicouterino 2018-2030 en base a su aprobación en el Consejo Directivo de la OPS, y en el contexto del Plan Regional para el Control y Eliminación del Cáncer Cervicouterino de la Red de Institutos e Instituciones Nacionales de Cáncer (RINC).
De la reunión participaron los principales referentes en la temática, quienes elaboraron propuestas de modelo de cooperación regional para sostener y asegurar la implementación y el monitoreo de las acciones planteadas.

El cáncer cervicouterino ha sido reconocido como una prioridad en el marco de las actividades de la OMS por constituir un importante problema de salud pública agravado por situaciones de pobreza.

En la 70ma Sesión del Comité Regional de la OMS para las Américas, llevada a cabo en septiembre de este año, el 560 Consejo Directivo, habiendo examinado el Plan de Acción sobre la Prevención y el Control del Cáncer Cervicouterino 2018-2030, resolvió aprobarlo y solicitar “preste apoyo técnico a los Estados Miembros para fortalecer la cobertura, calidad y efectividad de los programas contra el cáncer cervicouterino en coordinación con el Plan de prevención y control del cáncer cervicouterino para América del Sur de la RINC.”

El Plan de la RINC ha sido desarrollado conjuntamente por varios países de América Latina y el Caribe con el objetivo de proveer una plataforma de intercambio y asistencia técnica que fortalezca los programas de prevención y control del cáncer cervicouterino y contribuya a la reducción de la incidencia y a la eliminación de la mortalidad de la enfermedad en la Región.

En este marco, los participantes de la reunión en Río de Janeiro, resolvieron organizar un proceso de trabajo colaborativo a través de la formación de RINC-ALC: Red de Instituciones Nacionales de Cáncer de América Latina y el Caribe, una comunidad de buenas prácticas que asegure el intercambio de conocimiento, la asistencia técnica y la implementación de las actividades relacionadas.

La RINC-ALC, como plataforma de trabajo técnico, desarrollará sus actividades en estrecha relación con la Organización Panamericana de Salud (OPS) y las principales agencias nacionales e internacionales para el control del cáncer incluyendo el acceso a recursos técnicos y financieros que aseguren sus acciones. La RINC-ALC buscará garantizar nuevos mecanismos para su financiación y mantendrá la Secretaria Técnica mediante mecanismos estratégicos en colaboración con la Organización Panamericana de Salud (OPS).