Prestigioso subsidio para investigar la prevención del cáncer cervicouterino a través del uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TICs)

El Instituto Nacional del Cáncer (INC) participará como miembro asociado en un Proyecto de Investigación dirigido por el Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES)  que obtuvo un subsidio Grant R01 por parte del National Cancer Institute (NCI) del National Institutes of Health (NIH) de Estados Unidos. Se trata de uno de los subsidios  internacionales más prestigiosos que otorga el NIH.

El proyecto de investigación será llevado a cabo en asociación con el Instituto Nacional del Cáncer, el Dana-Farber Cancer Institute de la Universidad de Harvard de Estados Unidos, la Deakin University de Australia y el Ministerio de Salud de la Provincia de Jujuy. La directora e investigadora principal del proyecto es la Dra. Silvina Arrossi, investigadora del CEDES/CONICET y coordinadora científica del Programa Nacional de Prevención del Cáncer Cervicouterino (PNPCC) del INC. El proyecto, que se desarrollará durante tres años, se denomina: “Metodología combinada para evaluar una intervención basada en las tecnologías de información y la comunicación para aumentar la adherencia al triage de mujeres VPH positivas tamizadas con autotoma del test de VPH” (PROYECTO ATICA) e involucrará distintas áreas del INC, entre ellas el área de Producción de Evidencia Científica del PNPCC y el área de Informática.

La dra. Arrossi comentó que se trata de “una estrategia innovadora que pretende facilitar el acceso de las mujeres al cuidado de la salud, en la que se utilizarán herramientas metodológicas de las ciencias de la implementación”. Además, apuntó que “la asociación de instituciones académicas e instituciones rectoras  de políticas públicas favorece un escenario que ubica a la investigación como un recurso fundamental en el diseño y la implementación de políticas públicas”.

El proyecto tiene como objetivo principal evaluar la aplicación de la telefonía celular para aumentar la adherencia al triage (una segunda prueba), de mujeres tamizadas con autotoma del test de VPH, en el marco de la prevención del cáncer cervicouterino. Se trata de mujeres que necesitan una segunda prueba (Pap), luego de haberse realizado ellas mismas en sus hogares un test para detectar la presencia de VPH de alto riesgo (virus que puede provocar el cáncer cervicouterino). En un contexto de tamizaje basado en la autotoma del test de VPH, el seguimiento de las mujeres continúa siendo un desafío, especialmente para las mujeres con dificultades de acceso al sistema de salud.

En este sentido, el uso de la telefonía celular como estrategia para facilitar la comunicación con las mujeres que necesitan seguimiento y tratamiento y la coordinación con el sistema de salud puede ser una respuesta efectiva para incrementar la adherencia al proceso y aumentar la efectividad de la prevención del cáncer cervicouterino. Los problemas de acceso al sistema de salud, caracterizan no sólo al cáncer cervicouterino, sino también a otras problemáticas. Por lo tanto, los resultados obtenidos de esta investigación podrán ser posteriormente aplicados a otras áreas del control y prevención del cáncer en nuestro país e internacionalmente.