Para generar más accesibilidad

Mar del Plata tendrá un balneario de pleno acceso para personas discapacitadas

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

El Ministerio de Salud de la Nación, a través del Instituto Nacional de Rehabilitación Psicofísica del Sur (INAREPS), firmó un convenio con la mutual del Sindicato de Trabajadores Municipales de General Pueyrredón para desarrollar obras que permitan el pleno acceso a las personas con discapacidad en el balneario “Bahía Playa Estrada”.

Con el objetivo de que todas las personas puedan acceder a la playa, independientemente de sus aptitudes y condiciones físicas, el Ministerio de Salud de la Nación, a través del Instituto Nacional de Rehabilitación Psicofísica del Sur  (INAREPS) y la mutual del Sindicato de Trabajadores Municipales de General Pueyrredón, firmaron ayer un convenio para proveer a un balneario de la ciudad de Mar del Plata de condiciones plenas de accesibilidad para personas con movilidad reducida.

 

El convenio fue firmado por las autoridades de ambas entidades en el marco de una jornada de capacitación desarrollada por profesionales del INAREPS en el balneario “Bahía Playa Estrada”, que pertenece a la mutual. En la ocasión, unas cinco personas con distintas discapacidades que se rehabilitan en la institución dependiente de la cartera sanitaria nacional ingresaron al mar sobre sillas anfibias, adquiridas por el ministerio de salud a cargo de Juan Manzur.

 

“Fue una experiencia muy linda, de trabajo conjunto con la Mutual de Trabajadores Municipales y el Instituto Nacional de Rehabilitación Psicofísica del Sur al llevar a la playa a quince pacientes internados, en su mayoría con problemas motores, de los cuales cinco se animaron a usar la silla anfibia y meterse al mar“, dijo Gabriel Yedlin, quien es secretario de Políticas, Regulación e Institutos de la cartera sanitaria nacional.

 

“A los directores del Hospital y a los pacientes, que en su mayoría poseen alguna discapacidad motriz y hacía años que no entraban al mar, nos pareció una idea interesante para trabajar y generar un modelo que se pueda replicar en toda la costa”, dijo el funcionario, quien añadió que “no sólo se trata de que haya una silla anfibia en las playas, sino también de hacer una readecuación de los espacios físicos, por ejemplo, con rampas y baños para discapacitados”.

 

La actividad se dio en el marco del  trabajo conjunto que vienen desarrollando el Instituto y la mutual, en pos de una mayor accesibilidad de los espacios recreativos para las personas con discapacidad, así como la eliminación de las barreras arquitectónicas que obstaculizan el desarrollo de las acciones más cotidianas de las personas con estas problemáticas.

Entre los presentes, se destacó Néstor Suárez, paciente del INAREPS, que obtuvo la medalla de oro en la prueba de 100 metros en las Olimpíadas celebradas en Los Ángeles en 1996, habiendo logrado el récord olímpico y mundial, hasta el momento no superado.

 

La inauguración de la jornada fue encabezada por el Director del INAREPS, Mario Ricciuto, y el presidente de la Mutual del Sindicato de Trabajadores Municipales, Marcelo Cardoso, y contó con la participación del director del Departamento de Infraestructura de la cartera sanitaria nacional, Ricardo Colonna y demás autoridades nacionales y locales.