Los resultados serán analizados y presentados a las autoridades sanitarias

Expertos internacionales evalúan interrupción de la transmisión de Chagas en cinco provincias

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

A lo largo de la semana, una comisión integrada por representantes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), junto a expertos internacionales y nacionales realizaron simultáneamente en las provincias de Misiones, Santa Fe, Catamarca, La Rioja y San Luis una evaluación de las medidas que se están llevando a cabo para combatir el Chagas, con el objetivo de certificar el avance de estas jurisdicciones hacia la interrupción de la transmisión de la enfermedad.

 

El titular del Instituto Nacional de Parasitología "Dr. Mario Fatala Chaben", dependiente del Ministerio de Salud de la Nación, Sergio Sosa Estani, consideró que "Argentina ha solicitado la presencia de especialistas externos para evaluar el estatus de avance del control del Chagas en cinco provincias, tendiente a la interrupción de la transmisión vectorial y transfusional del Trypanosoma cruzi".

Junto a referentes del Programa Nacional de Chagas, especialistas nacionales y equipos técnicos de control de Chagas locales, Sosa Estani explicó que "los equipos realizaron un trabajo de campo donde se evaluó la implementación de las acciones sostenidas de vigilancia y control del vector para detectar las casas que tienen vinchucas y la capacidad de respuesta provincial y local para proceder a la eliminación del vector".

"Además fueron visitados los organismos provinciales de control de sangre a transfundir; las maternidades y neonatologías -que son los servicios donde se realizan los controles de Chagas congénito- y los servicios de atención primaria de la salud que son actores importantes a la hora de la detección y tratamiento de la enfermedad en niños", destacó el funcionario.

Con respecto a este tipo de evaluaciones, el director del Instituto Fatala Chaben manifestó que "esto forma parte de un proceso regular que los países vienen implementado en la región a través de las iniciativas para el control, y nosotros como miembros del INCOSUR –Iniciativa del Cono Sur para el control y eliminación de la enfermedad de Chagas en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay-, las realizamos para saber el avance de las medidas".

El funcionario nacional destacó la importancia de las observaciones externas, como elemento de una buena práctica de los distintos procedimientos que se desarrollan para evaluar el estado de avance el plan de acción y su impacto, como así las acciones de prevención secundarias que consisten en el diagnóstico temprano y tratamiento de las personas infectadas.

"Las provincias evaluadas son jurisdicciones que han tenido un constante progreso en cuanto a la disminución de la presencia de vinchucas y vienen presentando un descenso de los indicadores de presencia de la enfermedad en niños", explicó Sosa Estani, al tiempo que agregó que "esto demuestra la calidad de los procesos de control de sangre a transfundir y el aumento de la cobertura en el diagnóstico de Chagas congénito y el acceso precoz al tratamiento".

Características y extensión de la enfermedad

El Chagas es una enfermedad causada por un parásito llamado Trypanosoma cruzi, que puede vivir en la sangre y en los tejidos de personas y animales y en el tubo digestivo de unos insectos conocidos en Argentina como vinchucas o chinches.

La forma más frecuente de contagio es por la picadura de la vinchuca o chinche infectada con los parásitos del Chagas, una vez que la vinchuca pica a una persona para alimentarse de su sangre, defeca y deposita dichos parásitos en la piel, y cuando la persona se rasca la picadura los introduce en su cuerpo. La transmisión también puede producirse de manera congénita, de madre a hijo, o a través de transfusiones de sangre contaminada.

Las personas que lo padecen desarrollan afecciones en el corazón o el sistema digestivo produciendo diferentes grados de invalidez o inclusive la muerte.

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Chagas es una de las endemias más expandidas en América Latina con unas 10 millones de personas infectadas en la región, mientras que en Argentina se calcula que un millón y medio de personas tienen Chagas.

Si bien el Chagas se encuentra en aquellas zonas del país donde hay vinchucas, los movimientos migratorios han generado un aumento de infectados en lugares donde no hay presencia del vector, por lo cual la enfermedad de Chagas existe en todo el país.