En Parque Norte, donde también se inauguraron los Juegos Argentinos y Latinoamericanos para Deportistas Trasplantados

Pacientes celebraron la vida en 20º aniversario del primer trasplante hepático pediátrico

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

El 21 de noviembre de 1992 se concretaba la primera intervención de este tipo en un establecimiento público argentino, el Hospital Garrahan. Durante el festejo, el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, y autoridades del hospital, acompañarán a los pacientes y a sus familiares.

Pacientes provenientes de todo el país que recuperaron su salud gracias al trasplante hepático fueron hoy los grandes protagonistas de la celebración de los 20 años de la primera intervención de este tipo en un hospital público argentino, en cuyo marco el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, aseguró que "este es el mejor homenaje que le podemos brindar a la vida. Emociona ver a tantas criaturas con sus familias celebrando este logro de todos, que está institucionalizado como una política de Estado".

En el mismo sentido, el titular de la cartera sanitaria nacional no dejó de subrayar la solidaridad de las personas que decidieron donar sus órganos al "expresar un gran reconocimiento a las familias de los donantes, porque no hay mayor acto de amor que lo que ellos han hecho". Al tiempo que hizo una mención especial a la tarea que desarrolla el Hospital Garrahan "de la que todos los argentinos estamos orgullosos, porque allí no se le pregunta a nadie de donde viene, si es argentino o del exterior, y todos tienen atención".

Por último, el ministro explicó que esto es posible  gracias a que "Argentina tiene una institución de prestigio internacional como el INCUCAI y gracias al trabajo que allí se realiza, nuestro país hoy es líder a nivel de trasplantes en America Latina". Para tener dimensión de la tarea del organismo, el funcionario señaló que "el año pasado se hizo un trasplante cada 7 horas y eso fue posible gracias a la logística y el trabajo de tantos héroes anónimos a los que debemos rendir homenaje".

Durante la ceremonia, Guillermo Brandán, que hoy tiene 31 años y en 1992 fue sometido al primer trasplante hepático pediátrico en el Hospital "Juan P. Garrahan" de Buenos Aires, interpretó la canción de su autoría "Bésame" en el momento más emotivo del festejo que se llevó a cabo en Parque Norte.

Además de Brandan, una decenas de pacientes trasplantados y sus familiares –entre los que se encontraban niños de entre 2 y 6 años recientemente operados, y adolescentes y adultos que recibieron un trasplante hepático en su niñez y hoy se encuentran llevando una vida normal–, inmortalizaron el encuentro en una fotografía grupal junto la Dr. Oscar Imventarza, jefe del Servicio de Trasplante Hepático del Hospital Garrahan, responsable del equipo que a lo largo de estos primeros 20 años operó a casi 600 pacientes.

El evento –organizado de manera conjunta por la cartera sanitaria nacional y el Hospital Garrahan– contó también con la participación de la directora Ejecutiva de este centro pediátrico de referencia nacional, Josefa Rodríguez y el presidente del Consejo de Administración, Marcelo Scopinaro. Además de la presencia del viceministro de Salud de la Nación, Gabriel Yedlin; el titular del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI), Carlos Soratti y el presidente de la Asociación de Deportistas Trasplantados de la República Argentina (ADETRA), Rodolfo Wetzel.

Junto a esta celebración, y en el mismo espacio, se llevó a cabo el desfile de las delegaciones que participan de los IX Juegos Argentinos y VI Latinoamericanos para Deportistas Trasplantados, que comenzaron hoy en Buenos Aires y se desarrollarán hasta el próximo domingo, con la participación de más de 250 deportistas de Argentina, Uruguay, Brasil, Perú, Ecuador, México y España, entre otros.

Los juegos, organizados por la Asociación de Deportistas Trasplantados de la República Argentina (ADETRA), la Secretaría de Deportes de la Nación y el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI) –y que tendrán lugar en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CENARD)–, son "todo un símbolo de la hermandad de los deportistas argentinos y de países hermanos, que no hacen más que profundizar esta celebración", dijo Manzur.

Evolución del trasplante hepático pediátrico en la Argentina

En la última década, el trasplante hepático se constituyó en la mejor alternativa terapéutica para la enfermedad hepática terminal, tanto en pacientes pediátricos como en adultos. En base al análisis de los datos del INCUCAI, entre el año 2001 y el 2011, el número de trasplantes hepáticos en la población pediátrica argentina se incrementó un 82,5%.

Durante el período 2000/2012, el organismo dependiente de la cartera sanitaria nacional informó que se realizaron en nuestro país un total de 784 trasplantes hepáticos pediátricos. Si bien la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba son las únicas jurisdicciones que cuentan con programas habilitados de trasplante hepático pediátrico, el 90% de la actividad de trasplante hepático en población pediátrica se desarrolló en el Hospital Garrahan –que realizó cerca del 50%–, en el Hospital Italiano, el Hospital Universitario Austral y la Fundación Favaloro.

Con respecto al total de los trasplantes hepáticos que se realizan en Argentina, el pediátrico constituye entre el 20 y el 25%. Las principales causas por las cuales los pacientes que necesitan este tipo de trasplante ingresan a la lista de espera son la atresia de vías biliares (33%), la falla hepática fulminante (31%) y las enfermedades autoinmunes (11%).

En 2005, el Estado nacional incorporó al Calendario Nacional de Vacunación de la vacuna contra la Hepatitis A –con carácter gratuito y obligatorio para todos los niños de 1 año–. Como resultado de esta política sanitaria, se constató una disminución brusca en los ingresos a lista de espera por falla hepática fulminante, no observándose nuevos ingresos por hepatitis fulminante a virus A luego del año 2006.

Actualmente, los centros de salud que cuentan con los programas habilitados de trasplante hepático pediátrico son el Hospital Garrahan; la Fundación Favaloro; el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez; el Hospital Alemán; el Hospital Italiano; el Sanatorio Trinidad Mitre; el Hospital Universitario Austral; el Hospital Privado de Córdoba; el Sanatorio Allende y el Sanatorio de Niños de Rosario.

El trasplante de órganos es el único y último recurso con que cuentan los pacientes con una enfermedad hepática terminal para poder resolver su patología. En Argentina, centros de alta complejidad de cuatro provincias brindan esta posibilidad a todos los pacientes que necesiten este tipo de tratamiento, tengan o no cobertura social.

El 21 de noviembre de 1992 se realizó el primer trasplante hepático pediátrico en un hospital público. La intervención se llevó a cabo en el Hospital de Pediatría "Juan Garrahan" de Buenos Aires, institución de referencia a nivel nacional y latinoamericano. Durante las últimas dos décadas, en dicho nosocomio se realizaron casi 600 trasplantes hepáticos a pacientes provenientes de todas las provincias del país, con un resultado similar al de los mejores centros de referencia internacionales.

 


ArtCreative Design and Custom coding