Apoyo a la Microgestión

El área de apoyo a la microgestión se constituye a partir del mes de mayo del 2013 con el objetivo primordial de ampliar la inserción territorial de las Unidades de Gestión jurisdiccional (UGJ) a partir de la incorporación de equipos multidisciplinarios cuya labor esencial está en el fortalecimiento de los equipos de salud del primer nivel de atención a partir del acompañamiento y la capacitación en servicio.

Se pretende alcanzar una gestión clínica de calidad fomentando la aplicación de conceptos, métodos y procesos normatizados a fin de motivar a los recursos humanos que componen los “microsistemas asistenciales” de manera que los servicios sanitarios que se prestan a las personas tengan la máxima seguridad, efectividad, calidad y eficiencia alcanzable reduciendo la brecha entre lo que se hace (efectividad) y se podría hacer.

En el marco de lo antedicho son funciones específicas de los equipos de apoyo a la Microgestión, entre otras:

  • Favorecer la motivación como elemento esencial para la integración del personal del equipo de salud en la implementación de los procesos de mejora continua de la calidad;
  • Contribuir a la construcción de un espacio de educación y aprendizaje continuo en servicio;
  • Promover y facilitar la resolución de problemas concretos en la prestación de los servicios;
  • Vehiculizar una mejor utilización de los recursos disponibles;
  • Procurar una comunicación horizontal, favoreciendo la solución conjunta y participativa de los problemas;
  • Fortalecer el trabajo en equipo del personal de salud;
  • Mejorar el nivel de gestión entre los efectores del primer nivel de atención, según su capacidad resolutiva y cooperar con ellos, facilitando la búsqueda de soluciones entre la microrred (área programática del efector) y la red;
  • Instalar la noción de pertenencia a una red de complejidad creciente, promoviendo el desarrollo eficiente y permanente del funcionamiento en red.