La “tos de los fumadores” es una alerta de enfermedad

2012-10-30 tos-enfermedad-tabacoToser en una persona fumadora o que fumó previamente puede señalar la presencia de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)..

 

La creencia difundida es que es normal ser fumador y toser pero, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el EPOC lo sufren 1.300 millones de personas en el mundo y varios estudios han mostrado que entre el 25 y el 50% de las personas que sufren esta enfermedad, lo desconocen.

La EPOC se debe a un proceso de obstrucción crónica de las vías aéreas producido en el 80% de los casos por fumar. El humo del cigarrillo contiene partículas toxicas que producen inflamación y daño del tejido pulmonar, produciendo un proceso de envejecimiento precoz de los alveolos – la estructura del pulmón donde se produce la captación de oxigeno del aire.

Esta enfermedad va apareciendo de manera paulatina y muchas personas que la sufren van limitando sus actividades y adaptándose a convivir con falta de aire. Esto puede combatirse y mejorarse dejando de fumar y recibiendo tratamiento médico adecuado. Si bien el tratamiento no logra a veces revertir la obstrucción de forma completa, puede mejorar mucho la calidad de vida, permitir realizar las actividades cotidianas y evitar empeoramientos de la enfermedad.

Como detectar el EPOC

A través de una espirometría, estudio ampliamente difundido en nuestro país, puede detectarse esta enfermedad. Consiste en medir la capacidad respiratoria, soplando con la máxima fuerza desde la mayor cantidad de aire que se pueda inspirar.

La tos no es un síntoma banal en el fumador por lo tanto todo fumador con síntomas respiratorios debe realizar una espirometría para detectar precozmente EPOC.

Muchas personas que están empezando a desarrollar EPOC pueden detectarse antes de que la enfermedad haya producido un daño importante y evitar su progresión dejando de fumar.

El 14 de noviembre es el día mundial dispuesto por la OMS para alertar acerca de la existencia de la EPOC. Para este año el lema es No es demasiado tarde recordando que, quienes fuman o fumaron y tienen síntomas como tos o falta de aire, poseen aún la oportunidad de consultar para detectar la presencia de esta enfermedad. A su vez quienes ya tienen diagnóstico, pueden mantener una vida activa recibiendo tratamiento adecuado.