Ministerio de Salud pide “no bajar los brazos frente al dengue” para evitar una epidemia el año próximo

13-04-16-lemus-expertos-dengue

Durante una reunión del comité nacional de expertos en dengue, zika y chikungunya, el ministro de Salud insistió en mantener durante todo el año el descacharrado para eliminar los criaderos del mosquito transmisor.

El ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus, pidió a la población “no bajar los brazos frente al dengue” para evitar una epidemia en 2017, manteniendo durante todo el año medidas como el descacharrado en el domicilio y peridomicilio como acción fundamental para eliminar los criaderos del mosquito vector, el Aedes aegypti, y evitar la propagación de la enfermedad.

“Aunque el pico de la epidemia ha comenzado a descender, tenemos que seguir insistiendo en las medidas de prevención. Por eso le pedimos a la población no bajar los brazos frente al dengue”, sostuvo Lemus esta tarde al presidir una reunión del comité nacional de expertos en dengue, fiebre chikungunya y virus del Zika.

“Tenemos que trabajar todo el año para eliminar el vector” para “evitar una epidemia” el año entrante, afirmó el ministro durante el encuentro que tuvo lugar en el Salón San Martín de la cartera sanitaria nacional.

Los expertos pasaron revista a las cifras del último Boletín Integrado de Vigilancia publicado por la cartera sanitaria, según el cual en las primeras 13 semanas epidemiológicas (SE) de 2016 (03/01 al 02/04) se notificaron en todo el país 47.741 casos de dengue incluyendo sospechosos, probables, confirmados y descartados. De los cuales, el 22.940 corresponden a casos confirmados o probables en 16 jurisdicciones del país, mientras que 2.504 corresponden a casos confirmados y probables. Unos 10.657 casos fueron descartados.

También subrayaron la importancia de mantener un programa de prevención y control del vector permanente, inclusive en la época invernal.

En esta reunión del comité nacional de expertos participaron el secretario de Promoción, Programas Sanitarios y Salud Comunitaria de la cartera sanitaria, Néstor Pérez Baliño; el titular de la Dirección de Epidemiología, Raúl Forlenza; Eduardo López, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica; el infectólogo Horacio López; María Carmen Lucioni, profesora titular de Epidemiología en la Universidad del Salvador (USAL); y Silvia González Ayala, profesora titular de Infectología de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

El Aedes aegypti, que también transmite la fiebre chikungunya y el virus del Zika, habita en áreas próximas a las viviendas y para depositar sus huevos y reproducirse necesita agua quieta, limpia y sombra o semisombra.

El descacharrado, la principal medida de prevención, consiste en eliminar botellas, latas y macetas en desuso, cubiertas; vaciar bebederos, posamacetas, floreros, plásticos o lonas; tapar tanques de agua; y dar vuelta recipientes como baldes, palanganas y tambores, es decir recipientes que puedan acumular agua. También se aconseja mantener los jardines desmalezados; destapar los desagües de lluvia de los techos y mantener las piletas de natación limpias y tratadas con cloro.

Ante la presencia de síntomas como fiebre; dolor de ojos, cabeza, músculos y articulaciones; náuseas; vómitos; cansancio intenso; sarpullido; picazón y sangrado de nariz y encías, la recomendación es no automedicarse y acudir al médico lo antes posible para recibir el diagnóstico. Tampoco se debe tomar aspirinas, ibuprofeno ni aplicarse inyecciones intramusculares.

Publicaciones relacionadas

Arriba