Ministro Lemus puso en marcha las Semanas de Acción contra los Mosquitos

06-10-16-lemus-ops-mosquitos

Junto a la Organización Panamericana de la Salud y UNICEF, la cartera sanitaria nacional presentó una serie de estrategias de prevención del dengue, zika y chikungunya que buscan comprometer a la sociedad en la disminución de criaderos del mosquito que transmite estas enfermedades.

El ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus, junto a las representantes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Maureen Birmingham, y de UNICEF para la Argentina, Florence Bauer, participó en Tecnópolis del lanzamiento de las Semanas de Acción contra los Mosquitos, cuyo fin es sensibilizar a la población y promover acciones de prevención y cuidado en torno a las enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes aegypti, es decir, dengue, zika y chikungunya.

Lemus, Birmingham y Bauer coincidieron en resaltar al descacharrado como la medida más importante para evitar la reproducción del mosquito transmisor de estas enfermedades, y en ese sentido, el ministro de Salud señaló que “esta es la época en la que hay que trabajar porque el problema del Aedes aegypti se juega en el invierno y en la primavera. Nosotros tenemos que evitar que los huevos eclosionen para poder lograr el éxito en el verano”.

Lemus recordó que “el Aedes es un mosquito intra y peridomiciliario, por eso las medidas de descacharrización son las más importantes”. “Después tenemos medidas complementarias, como por ejemplo la fumigación o la consulta temprana en los centros de salud cuando hay síndromes febriles”, agregó, al tiempo que advirtió que “mucha gente piensa que fumigando lo solucionamos; pero en realidad es fundamental la participación ciudadana”.

“El año pasado ya había casos en diciembre y el pico epidemiológico fue en enero y febrero. Nosotros no queremos que pase esto y por eso estamos proponiendo esta acción intensiva con la comunidad y las distintas jurisdicciones para disminuir el impacto todo lo posible”, concluyó el ministro.

Entre las actividades ideadas para esta campaña en Argentina se destaca el juego interactivo y educativo para niños “Los Dengadores”, que fue presentado hoy en el predio ferial de Villa Martelli.

Basado en la historieta “El Dengador”, creada por el equipo de diseño y contenidos del Ministerio de Salud de la Nación, el juego cuenta con actores caracterizados como mosquitos y sapos que se ubican a lo largo de un recorrido por el parque. Allí, los niños y niñas que quieran acercarse podrán identificar objetos que sean potenciales criaderos y conocer por qué los mosquitos allí presentes eligen esos lugares para crecer.

A través de esta acción lúdica se busca concientizar a los niños y adolescentes que participen en el juego para que luego vuelvan a sus hogares y realicen las acciones de limpieza correspondientes en los lugares con sombra donde pudo haberse acumulado agua.

Como parte del juego, también se les hace entrega de material con información sobre las características del Aedes aegypti y su relación con el dengue, zika y chikungunya.

La iniciativa conjunta entre la cartera sanitaria nacional, la OPS y UNICEF forma parte de una campaña que se desarrollará por primera vez en numerosos países de América Latina y abarca una serie de estrategias que apuntan a comprometer a la sociedad y los distintos niveles de gobierno— nacional, provincial y municipal— para disminuir los criaderos del mosquito Aedes aegypti, el transmisor de los virus del dengue, zika y chikungunya.

Luego de recorrer el juego didáctico junto a Lemus, Birmingham insistió en que “esta medida que estamos observando hoy es la más importante, la de reducir el agua quieta para eliminar los huevos de los mosquitos”. “Esto necesita del involucramiento del ciudadano; es responsabilidad de todos”, remarcó.

En tanto, Florence Bauer expresó que “lo importante es capacitar a la gente para que sepan cómo se reproduce el mosquito, y es en este momento cuando hay que actuar, en octubre cuando está llegando la primavera”.

Bauer indicó que se trata de “acciones sencillas que cada uno puede tomar en su casa y también alertando al vecino si ve algo que está pasando en la casa y que uno puede evitar”, por ejemplo si se está acumulando agua en algún recipiente a la sombra.

Al hacer referencia al juego interactivo presentado en Tecnópolis, la representante de UNICEF manifestó que “trabajar en la capacitación y en la prevención con los niños es muy estratégico porque pueden tener una acción influenciadora en sus padres, en su familia, y también en la escuela. Por eso, este tipo de medidas es la manera más eficaz para prevenir la reproducción del mosquito y entonces las enfermedades que transmite”.

Además de la concientización de los niños a través de “Los Dengadores”, para promover espacios libres de mosquitos se realizarán una serie de charlas dirigidas a diferentes organismos del Estado e instituciones, a quienes se les proporcionará información sobre la situación de estas enfermedades en el país, así como los principales mensajes de prevención. El propósito, también en este caso, consiste en reforzar las estrategias tendientes al control del vector.

Los equipos de salud de todo el país también forman parte de la estrategia de prevención. Para ellos se organizó el concurso “Comunicación de buenas prácticas preventivas en zika, dengue y chikungunya”, destinado a promover la educación y la participación de las comunidades en lo que respecta a tomar medidas de control del mosquito y la prevención de esas enfermedades.

El objetivo es que los equipos de salud— que contarán con materiales gráficos para realizar su tarea— se involucren y participen con iniciativas comunitarias de sensibilización y prevención de criaderos, por ejemplo a través de recorridas y seguimientos casa por casa, campañas en escuelas y mensajes educativos en medios locales para control de criaderos, entre otros.

Situación epidemiológica en la región

En febrero de 2016, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la emergencia de salud pública internacional tras el aumento de malformaciones neonatales y trastornos neurológicos asociados con la circulación del virus Zika. Actualmente, 45 países y territorios de las Américas confirmaron casos autóctonos por transmisión vectorial del virus.

La situación epidemiológica reciente de las tres enfermedades en la región de las Américas se caracteriza por la ocurrencia de importantes brotes en sus principales centros urbanos, ocasionando una gran carga a los servicios de salud y a la economía de los países afectados. En 2016 fueron notificados alrededor de 2 millones de casos de personas con dengue, 500 mil con zika y 100 mil con chikungunya.

En Argentina, durante la última epidemia se notificaron 76.734 casos y 10 muertes sospechosas por dengue en 15 jurisdicciones del país, incluyendo la región metropolitana de Buenos Aires. Además, por primera vez fue confirmada la transmisión autóctona de zika y chikungunya.

La manera más efectiva de proteger a las personas de estas enfermedades es mediante la eliminación de los recipientes u objetos donde los mosquitos pueden reproducirse en y alrededor de las casas, lugares de trabajo, escuelas y en la comunidad. Cubrir los tanques de agua, eliminar las fuentes de agua estancada y tomar medidas de protección personal para preservarse de las picaduras son otras de las medidas que pueden tomarse para evitar la proliferación del dengue, zika y chikungunya.

Arriba