Salud refuerza las acciones preventivas para evitar casos de dengue, zika y chikungunya

28-10-16-semanas-accion-mosquitos

“Es probable que el zika llegue con más fuerza a nuestro país durante este verano por lo cual es importante intensificar las tareas de prevención”, afirmó el ministro de Salud la Nación, Jorge Lemus, y destacó “el papel central de la población en las tareas de limpieza y eliminación de criaderos de los mosquitos Aedes aegypti  ya que se crían en el ambiente intra y peridomiciliario”.

El ministro expresó que “tal como recomiendan nuestro expertos este es momento para ponerse en acción con la eliminación de los criaderos y complicarle la vida al mosquito”.  Lemus agregó que “tenemos que trabajar en la prevención antes de que la situación se complique y no esperar llegar a enero, febrero o marzo. Es primordial la limpieza, el orden del ambiente familiar, doméstico y del barrio”.

En ese marco, Lemus afirmó que “necesitamos el compromiso de la comunidad, de escuelas, instituciones y organismos ya que una manzana, un barrio sin Aedes puede llevar a una ciudad sin dengue, zika y chikungunya”.

“Si ahora, al principio del ciclo, logramos bajar la cantidad de criaderos, vamos a retrasar la circulación de cualquiera de estos virus”, explicó el funcionario.

Acciones del Ministerio de Salud de la Nación

El Ministerio de Salud de la Nación viene adoptando una serie de medidas preventivas que se suman que incluyen asistencia financiera a las provincias con mayor riesgo de contagio, entrega de equipamiento de fumigación y tareas de concientización a través de las intendencias, docentes, alumnos y vecinos.

Asimismo, el Ministerio de Salud de la Nación ha solicitado a la población que comience ahora con las medidas preventivas y no aguarde a que llegue el verano.

A largo del año, la cartera sanitaria ha brindado asistencia financiera a Misiones, Corrientes, Chaco, Salta y Jujuy mediante la entrega de equipamiento pesado para rociado espacial, vehículos, insecticidas y agentes sanitarios que trabajan en el territorio.

Durante el período de interbrote, es decir, desde junio hasta la fecha, las actividades llevadas a cabo por la cartera sanitaria nacional buscaron involucrar a la mayor cantidad de actores sociales para generar conciencia sobre la importancia que ejercen las acciones comunitarias en la prevención del dengue, zika y chikungunya.

La Dirección Nacional de Epidemiología y Análisis de la Situación de Salud realizó conferencias con investigadores del Consejo Nacional De Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica y estudiantes universitarios de ese ámbito en todo el país.

También difundió protocolos interinstitucionales de gestión de la información, realizó capacitaciones sobre actividades de control rutinario de criaderos para agentes sanitarios y de saneamiento y de personal de maestranza y mantenimiento de los cementerios municipales de San Antonio de Padua y de la Santa Cruz, provincia de Salta.

Con apoyo de la Dirección de Asuntos Técnicos y Fronteras, la Agencia Nacional de Aviación Civil y Aeropuertos Argentina 2000, difundió información sobre el cuidado de la salud de viajeros en el aeropuerto internacional de Puerto Iguazú con supervisión constante de las instalaciones para mantenerlas libres del vector.

Organizó además jornadas de sensibilización y participación intersectorial con docentes, agentes sanitarios y ambientales municipales, agentes de control de vectores y organizaciones no gubernamentales.

Realizó tareas de control focal y de eliminación masiva de elementos inservibles en localidades con alto riesgo de transmisión como El Dorado, Esperanza, Puerto Libertad, Puerto Iguazú y Andresito en Misiones; Orán, Tartagal, Salvador Mazza, Salta capital, General Güemes, Rosario de la Frontera en Salta; y San Pedro, Ledesma y San Salvador de Jujuy en Jujuy.

También llegó a un acuerdo con la provincia de Salta para adecuar el sistema informático de manera tal que permita sincronizar la captación temprana de casos febriles sospechosos de dengue, zika o chikungunya en todo el territorio para mejorar la capacidad de respuesta operativa.

En la última reunión del Consejo Federal de Salud (COFESA) realizada en agosto en Tucumán, la cartera sanitaria nacional presentó las Semanas de Acción contra los Mosquitos, en tanto que los ministros de Salud de las provincias acordaron efectuar acciones de prevención tempranas antes del aumento de las temperaturas.

También en agosto, en el Consejo Federal de Educación (COFEDU) realizado en San Juan con los titulares de las carteras provinciales, se acordó el trabajo y la cooperación interministerial para prevenir las enfermedades transmitidas por el mosquito.

Durante septiembre se capacitó al equipo de promotores sanitarios que, mediante el Plan Belgrano y el programa El Estado en Tu Barrio, recorre el noreste y el noroeste argentinos.

Se llevó a cabo un relevamiento de las acciones planificadas por cada provincia, que luego fue puesta a disposición de los referentes provinciales de Epidemiología, Zoonosis y Vectores con el objetivo de que efectúen un seguimiento de la situación.

Hubo encuentros de coordinación con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, la Secretaría de Seguridad, el Consejo Federal de Emergencias (SIFEM), y el Consejo Interuniversitario Nacional para operar acciones en esas entidades, tales como la limpieza de facultades, días de charlas de concientización a los alumnos y participación comunitaria con voluntariados.

El Ministerio de Educación de la Nación colabora con acciones como la distribución en las escuelas de folletos con la historieta “El Dengador” creada por el equipo de diseño y contenidos de esa cartera sanitaria nacional.

Así se busca generar conciencia en niños y adolescentes para que luego en sus hogares realicen las acciones de limpieza correspondientes en los lugares con sombra donde pudo haberse acumulado agua.

El Ministerio también desarrolló distintas jornadas con intendentes, promotores de la salud en los barrios y con autoridades de 20 universidades nacionales.

El dengue es transmitido por el mosquito Aedes aegypti que además es vector de otras enfermedades como el zika y chikungunya.

La cartera propició encuentros interinstitucionales, relevamientos de acciones planificadas por cada provincia y campañas en medios de comunicación y redes sociales, entre otras acciones.

Las tareas preventivas que la comunidad puede realizar se encuentran en el sitio http://www.msal.gov.ar/dengue/semanas-de-accion-contra-los-mosquitos .

El Aedes aegypti es un mosquito pequeño, oscuro con rayas blancas en el dorso y en las patas, de hábitos domésticos (intra y peridomiciliario) y utiliza recipientes con agua limpia para depositar sus huevos, por lo cual es fundamental la descacharrización en los domicilios.

Si el mosquito está infectado puede transmitir esas enfermedades al picar a una persona.

El Aedes aegypti elige los interiores y exteriores de las viviendas con lugares frescos y oscuros. La hembra utiliza los recipientes con agua limpia como floreros, botellas, baldes, tambores o cubiertas de automóviles para depositar sus huevos.

Este mosquito también se puede criar en un departamento, a través de los platos bajo las macetas, los floreros y las plantas en frascos con agua son criaderos muy frecuentes en viviendas, oficinas, escuelas y hospitales.

Es por eso que diariamente hay que vaciar o dar vuelta los objetos que acumulan agua en patios y jardines, cambiar el agua de floreros y bebederos, cepillar y lavar las cámaras de los desagües con frecuencia, tapar los tanques de agua y mantener el pasto corto en los jardines.

El director nacional de Epidemiología y Análisis de la Situación de Salud, Jorge San Juan, realizó distintas reuniones en las provincias.

En los próximos días viajará a Salta y Jujuy para tener una reunión con los coordinadores nacionales de vectores y trabajar en la intensificación de acciones de prevención y riesgos de dengue, zika y chikungunya. Estas visitas se darán a lo largo de todo el país.

Síntomas del dengue, chikungunya y zika

Los síntomas del dengue son fiebre alta (sin resfrío), dolor detrás de los ojos, muscular y de las articulaciones, náuseas y vómitos, cansancio, sangrado de nariz y encías y erupción en la piel.

Frente a estos síntomas es importante no tomar aspirinas, ibuprofeno ni aplicarse inyecciones intramusculares y acudir al médico.

Los de la fiebre chikungunya comienzan a manifestarse por lo general entre los 3 y 7 días después de la picadura de un mosquito infectado y son: fiebre (mayor a 38º C); dolor intenso e inflamación en las articulaciones, a menudo en las manos y los pies.

También puede aparecer dolor de cabeza, dolor muscular o sarpullido. En la mayoría de los casos los pacientes se mejoran en una semana. Sin embargo algunas personas pueden tener dolor en las articulaciones por más tiempo.

En el caso del zika la sintomatología suele presentarse de forma moderada o aguda, después de un periodo de incubación de 3 a 12 días, e incluyen fiebre, conjuntivitis no purulenta, dolor de cabeza, corporal y en articulaciones (principalmente manos y pies), decaimiento, sarpullido e inflamación de miembros inferiores.

De acuerdo con la evidencia actual y el consenso científico la infección de una mujer embarazada con el virus de zika puede generar microcefalia en los bebés.

Arriba